Sepa en que parte de la biblia habla sobre confesar los pecados con el sacerdote

16/07/21 – Redacción Central

Durante mucho tiempo se viene debatiendo sobre la forma en que se debe pedir perdón por los pecados cometidos ante Dios, y se ha convertido en un tema controversial entre católicos y no católicos, la confesión de las culpas ante un hombre pecador o ante el mismo Dios.

Pero veamos lo que dice la biblia sobre el tema; Levítico capítulo 5 en adelante

5 En todos estos casos el que cometió el delito confesará primero su pecado. 6 Luego, como sacrificio de reparación por el pecado cometido, llevará a Yavé una hembra, oveja o cabra, y el sacerdote hará la expiación por dicho pecado y persona.

7 Si a dicha persona no le alcanza para una res, ofrecerá a Yavé dos tórtolas o dos pichones, uno por el pecado y otro en holocausto. 8 Los entregará al sacerdote, el cual, ofreciendo uno por el pecado, le retorcerá la cabeza hacia las alitas, de manera que quede pegada al cuello y no enteramente separada. 9 Rociará con su sangre la pared del altar y derramará el resto de la sangre al pie del altar: es un sacrificio por el pecado. 10 El otro pájaro lo quemará en sacrificio de holocausto, como se acostumbra hacer. Así es como el sacerdote hará la expiación por esta persona, por su pecado, y será perdonada.

11 Si a esta persona tampoco le alcanza para ofrecer dos tórtolas o dos pichones, ofrecerá por su pecado, para que se le perdone, una décima parte de flor de harina. No le pondrá aceite, ni pondrá encima incienso, pues es ofrenda por el pecado. 12 La entregará al sacerdote, el cual, tomando un puñado entero de harina, la quemará sobre el altar encima de los holocaustos para Yavé, para que se acuerde del que ofrece. 13 Así el sacerdote hará la expiación por esta persona y por su pecado, y le será perdonado. El resto de la ofrenda será para el sacerdote.»

Pero la propia biblia establece claramente que las personas autorizadas para perdonar los pecados deben ser sacerdotes consagrados, es decir, no cualquier persona;

Levítico capitulo 16 verso 32

32 El sacerdote al que hayan ungido y consagrado para ser sacerdote en lugar de su padre, hará la expiación.

Se puede entender claramente que Dios elige el método y asigna al propio hombre que a pesar de ser pecador, tiene la potestad de perdonar los pecados.

Carta a los hebreos Capitulo 5 verso 1

1 Todo sumo sacerdote es tomado de entre los hombres y los representa en las cosas de Dios; por eso ofrece dones y sacrificios por el pecado. 2 Es capaz de comprender a los ignorantes y a los extraviados, pues también lleva el peso de su propia debilidad; 3 por esta razón debe ofrecer sacrificios por sus propios pecados al igual que por los del pueblo.

El propio Jesús menciona a los sacerdotes y envía a los leprosos a que comparezcan frente a ellos como expresa claramente el evangelio de San Lucas Capítulo 17 verso 11

11 De camino a Jerusalén, Jesús pasaba por los confines entre Samaría y Galilea, 12 y al entrar en un pueblo, le salieron al encuentro diez leprosos. Se detuvieron a cierta distancia 13 y gritaban: «Jesús, Maes tro, ten compasión de nosotros.» 14 Jesús les dijo: «Vayan y preséntense a los sacerdotes.»15 Mientras iban quedaron sanos.

En otra parte de la biblia, Jesús, el gran maestro, ratifica su plena confianza en el hombre, que a pesar de ser pecador le confiere plenas facultades para perdonar o no perdonar los pecados.

San Juan Capítulo 20 verso 21

21 Jesús les volvió a decir: «¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envío a mí, así los envío yo también.» 22 Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Reciban el Espíritu Santo: 23 a quienes descarguen de sus pecados, serán liberados, y a quienes se los retengan, les serán retenidos.»

De esta forma, las sagradas escrituras explican con claridad que los sacerdotes consagrados tienen plena autoridad conferida por el propio Jesucristo para perdonar los pecados.

Publicidad

615 lecturas
Comentar con Facebook

Impactos: 412