Al filo de una tragedia por adelantamiento indebido en doble raya

Un bus de la empresa Canindeyú por un peldaño pudo esquivar de un percance que pudo haber sido fatal, debido a la imprudencia de su conductor al realizar un adelantamiento indebido en doble raya sobre la ruta PY3 ya a la llegada en la rotonda de Curuguaty.

Según la persona que filmó la imprudente maniobra, el colectivo sería el de numeración 27 200, cuyo chofer imprimió la máxima aceleración para evitar la colisión con otro camión de gran porte que estaba circulando en sentido contrario hacia Salto del Guairá.

El audiovisual rápidamente se hizo viral y se exige el castigo al conductor del bus por poner en peligro a sus pasajeros y a los ocupantes del rodado que tuvo que salir de la pista principal para evitar la tragedia.

Vea el vídeo del momento
2.530 lecturas
Publicidad
Comentar con Facebook